El invierno es una temporada de receso para todas las especies del estanque. Es tiempo de realizar algunas tareas de mantenimiento para que los peces no sufran y cuidar las plantas hasta la próxima primavera.

March 20, 2019


Los peces en el invierno entran en una especie de letargo. Es necesario comenzar a cambiar su dieta en el otoño por una con un aporte bajo de proteínas (generalmente a base de germen de trigo) y disminuir su ración diaria. Por debajo de los 7ºC ellos naturalmente dejan de comer. Recuerda no sobre alimentarlos, pues lo que único que harás es agregar deshechos orgánicos al agua.

 

 

En los estanques con peces conviene apagar la bomba de circulación de agua para no mezclar las capas superficiales frías con las profundas más templadas. Otra opción es dejarla funcionando con el pico apuntando en dirección horizontal cerca de la superficie. Si tienes una cascada, apágala o disminuye el flujo al mínimo. 

 

 

Cuando falta movimiento en la superficie puede ser necesario agregar un aireador para mantener una correcta concentración de oxígeno para los peces, sapos y ranas. Esta es una buena solución cuando se forma una capa de hielo que evita el intercambio de oxígeno con el aire.

 

También se recomienda cubrir la superficie del estanque con una red. Esto evita que caigan hojas y basura en el agua, pero también protege a los peces adormecidos de las garras de gatos, aves y otras especies silvestres.

 

El receso invernal es parte importante del ciclo de plantas y peces en el estanque. Aunque no resulta tan atractivo en estos meses, una buena preparación y cuidado dará sus frutos cuando vuelva el calor en la primavera.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

December 6, 2018

Please reload

Archivo